2017, te estaba esperando


Empezamos el 2017 con una gran sonrisa, mucha fuerza y sobre todo, muchísimas ganas. Este año va a ser especial por varias razones. Con suerte, escucharemos las primeras palabras de Teo y le veremos dar sus primeros pasos (este año va a estar cargado de primeras veces y eso me asusta tanto como me llena de fuerza) y por si esto fuera poco, a nivel profesional espero seguir creciendo poco a poco junto a ti. ¿Qué más se puede pedir?

Quería aprovechar la primera entrada en el blog del año para comentarte que voy a intentar volver a la rutina con dos publicaciones semanales. En principio serán los martes y los jueves, pero no quiero prometer nada que luego no vaya a poder cumplir, y aunque ahora parece que poco a poco Teo y yo nos vamos conociendo y el peque me va dando alguna tregua, ya se sabe que con bebés la organización y el pretender llegar a todo es misión imposible. 
Así que despacito y con buena letra, iremos retomando nuestras vidas para algún día volver a algo que se le parezca a la normalidad (que catastrófico suena... :D).

Pues después de ponernos un poco al día, sólo me queda darte las gracias por seguir leyéndome un año más. Espero seguir a la altura!

Y por si todavía no los has visto, te dejo con una pequeña selección de los post que más han gustado el año pasado. Cuéntame, ¿cuál ha sido tu favorito?







Prometo trabajar duro este año. Tengo un montón de ideas que me rondan por la cabeza para mejorar el blog y la verdad es que me muero de ganas por ponerlas en marcha. Así que despacito y con buena letra, espero llegar al 2018 para poder volver a hacer un post como este en el que os enseñe lo mejor del 2017. 

¿Te quedas a recorrer este 
camino conmigo?


Se el primero en dejar tu comentario
Publicar un comentario