Construye un gimnasio totalmente diy para tu bebé


Últimamente es abrir Pinterest e írseme los ojos a cositas para bebés... Y es que en tres meses tenemos que tenerlo todo listo para recibir a este pequeñajo y yo por veces, me agobio un poco pensando que nos va a coger el toro. Se que todavía queda tiempo, pero todavía no hemos empezado a preparar apenas nada y por veces, es inevitable pensar que nos va a coger el toro.

No quiero agobiarme, pero cuando veo cosas así de bonitas y sobre todo, fáciles de hacer, es inevitable que me entren las ganas de ponerme al lío. Pero tengo que frenarme un poco y darme cuenta de que no me va a dar tiempo a llegar a todo. Así que, como (todavía) no me he animado a hacerlo yo misma, os dejo con el paso a paso que he visto en el blog de Sandra Hjort.

Espero que os resulte un diy práctico si como yo, pronto seréis mamás o si tenéis que hacer un regalo especial a alguien, seguro que acertáis y quedan más que sorprendidos :D



Materiales:

  • 4 listones de madera de 60 cm. (o del alto que queramos darle al gimnasio)
  • 1 listón de madera redondo de 62 cm. (o del ancho que quedamos darle al gimnasio)
  • Tubillones pequeños (servirán de freno para el listón de madera redondo)
  • 4 bolas de madera con agujero
  • Taladro con broca de pala y broca pequeña (del tamaño del tubillón)
  • Cuerda
  • Cola para madera
  • Barniz incoloro
  • Aros de madera
  • Peluches o muñecos de ganchillo para colgar de las cuerdas
  • Opcional: pintura si no queremos que quede con el color de la madera
Vamos al lío:

Lo primero será hacer los agujeros a los cuatro listones de madera con la punta de pala a la altura que queramos que éstos se crucen.
Ya que estamos con el taladro, aprovechamos para hacer los agujeros en los extremos de la barra de madera (que será por donde pasaremos los tubillones). Aprovecharemos también para hacer los agujeros un poco más bajos de la mitad del listón, será por donde pasemos la cuerda con las bolas para asegurarnos de que el gimnasio, no se cierre de golpe.

Antes de empezar a montar el gimnasio, lo barnizaremos y pintaremos si queremos darle un toque diferente.

Una vez que esté todo bien seco, podemos pasar la barra de madera por los agujeros superiores (los que hicimos con la pala) y colocar en los extremos de esta, los tubillones. Para que queden seguros, podemos fijarlos con la cola.

Por los agujeros de abajo, pasamos la cuerda y la anudamos bien (este paso es muy importante) a las bolas de madera.

Ahora queda la mejor parte, tendremos que colgar los peluches o muñecos que hayamos elegido a las cuerdas y repartirlos por la barra de madera. Yo los colocaría a diferentes alturas (como en la foto), para estimular al bebé.

Y listo! Ya tenemos el gimnasio terminado para que los peques le den el visto bueno.






Este diy es de los que más me han gustado de todos los que he publicado hasta ahora. Será que me toca la parte sensible, pero me parece tan bonito, útil y hecho con el corazón, que creo que no me podré resistir a hacerlo. A ver si me concentro en lo de 0 agobios y le empiezo a robar un par de horas a los días.... :D

Fuente: Atilio

¿Qué os parece?
¿Os parece sencillo este diy?


Se el primero en dejar tu comentario
Publicar un comentario