Un habitación con paredes en azul


Si hace unas semanas me dicen que me iba a apetecer pintar mi habitación en un tono azul suave pensaría que están locos...

Al pensar en tonos azules para las paredes, tendemos a que se nos vaya la cabeza a habitaciones infantiles. Pero este verano, estuve trabajando en el proyecto del piso de un amigo. Lo había comprado para alquilar, y no sabía ni por donde empezar a decorarlo. Lógicamente, no quería invertir mucho dinero en muebles y objetos de decoración ya que la parte de la obra, se había llevado una buena parte del presupuesto (si, casi siempre es así...). Así que recurrió a mi para que le echara una mano. 

Ya sabéis que desde esta semana, en Blanco y de madera ofrecemos servicios de asesoría de decoración, así que si os encontráis en una situación como la suya, aquí nos tenéis!

Lo primero fue buscar tonos suaves para las paredes ya que es un piso que no recibe demasiada cantidad de luz. Además, si recargábamos los espacios, podríamos conseguir que parecieran demasiado pequeños o anticuados y no queríamos conseguir ese efecto.

Carta de colores en mano (y por recomendación del señor pintor -mi novio-), nos decidimos a pintar la pared de la cabecera de la cama en un azul muy suave que resaltaba la luz que entraba por la ventana.

Las otras tres paredes las pintamos de blanco. Así harían un contraste perfecto con el armario empotrado de color wengué.

En cuanto tenga las fotos, os enseñaré el resultado. Mi trabajo finalizó a los pocos días, pero el dueño está ultimando detalles que quedaron pendientes de la obra, y me gustaría hacer una fotos buenas con todo el trabajo terminado (espero poder hacerlas prontito).

Mientras, os dejo con unas habitaciones en tonos azules para que os sirvan de inspiración. No se si finalmente me decidiré a pintar la mía en este tono porque no me combina con las cortinas... pero todo será comprarse una nuevas también, no?




Éste azul clarito es de mis tonos favoritos. Es muy sutil y queda genial con blancos y maderas claras.





Se ve que a IKEA también le gusta este color para el dormitorio principal :D



El azul índigo es la mejor propuesta para personas atrevidas. A mi me encanta como queda, pero creo que me aburriría rápido de él, por eso no me arriesgaría a utilizarlo. 




¿Qué os parecen estas propuestas?
¿Con qué azul os quedáis vosotros?




4 comentarios on "Un habitación con paredes en azul"
  1. en mi primera casa mi habitación era azul,me gustó tanto que a la siguiente casa también la pinté de zul. Creo que queda muy bien,y es un color que relaja. Esta vez he optado por verde oliva en una pared y el greige en el resto.
    Seguro que la habeis dejado de lujo. Ya estoy deseando verla.buen jueves! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El verde oliva también es un color precioso. Yo lo elegí para la habitación nueva de mi abuela y está encantada. El resto de las paredes son de piedra vista, y el contraste es precioso!! :D

      Espero poder enseñárosla prontito.

      Un besín!

      Eliminar
  2. Pienso que hay que escoger bien le tonalidad del azul, y utilizarlo en la justa medida, sobre todo con los tonos oscuros, Pues nos pasa que pintamos a principio de año la pared del cabecero de la habitación azul atlántico, y al principio muy contentos, pero ahora nos sentimos aburridos y algo limitados a la hora de combinar con el resto de la decoración,,, sin embargo creo que volvería a utilizarlo, pero en tonos más claros. Besitos Guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces estamos igual. A mi los azules intensos me encantan, pero en su junta medida que luego volver a pintar es una pereza enorme aun con pintor en casa.. :D

      Un besín!

      Eliminar