DIY: Rascador para gatos

Aunque no lo parezca, este también es un elemento de decoración importante. Los juguetes y camas de los peludos ocupan una parte importante de salones o habitaciones y lo mejor, es cuidar su estética todo lo que podamos.

Si tenéis gatos, ya sabréis que les encanta arañar cortinas o sofás, así que cuanto antes le enseñemos donde pueden afilar las uñas y donde no, mejor para nuestros muebles :D

Este post está especialmente dedicado a nuestra gata. Este mes, Zas cumple nada más y nada menos que veinte añazos. Veinte años hace ya que nos regala su compañía y su cariño. Yo la verdad es que pocos recuerdos tengo de antes de estar con ella, para nosotros es un miembro muy importante de la familia. 


Ahora que las presentaciones están echas, vamos con el paso a paso para hacer este rascador tan chulo.


¿Qué necesitamos?
  • Un círculo de madera (Podemos usar esta base giratoria de IKEA)
  • Un listón de madera
  • Cuadrado de madera más ancho que el listón (nos hará de tapa)
  • Taladro y tornillos
  • Pintura blanca
  • Cuerda de nylon
  • Tinte (opcional)
  • Grapadora eléctrica
  • Cinta aislante
Vamos al lío

Paso 1
Buscamos el centro de la base y atornillamos el listón de madera. 



Paso 2
Lavamos bien las cuerdas de nylon y las teñimos de los colores que más nos gusten. Dejamos que sequen bien antes de seguir.


Paso 3
Una vez que tengamos la base pintada del color que hayamos elegido, empezamos a colocar la cuerda.
Debemos asegurarnos que quede bien sujeta al listón de madera. Lo mejor es hacerlo con una grapadora.
Poco a poco vamos enrollando el nylon, para asegurarnos de que quede bien sujeto, podemos pegarlo con cola.
Unimos las cuerdas de los dos colores con cinta aislante y seguimos enrollando hasta el final.


Paso 4
Una vez hayamos terminado, fijamos bien la cuerda para que nuestro gato no pueda quitar la cuerda y colocamos la tapa de madera que hayamos elegido. Podemos pegarla con cola para madera o con puntas.



Listo! Ya tenemos nuestro súper rascador monísimo listo para que nuestro gato se ponga las botas.


¿Tenéis gatos en casa?
¿Os ha gustado este DIY?
Se el primero en dejar tu comentario
Publicar un comentario