Proyecto DIY: Decorar un camino de mesa con manzanas.

Porque no es lo mismo cubrir la mesa con un camino o mantel que acabas de comprar y que posiblemente sea igual al de tu vecina, que dedicar un ratito para conseguir uno único y más personal.

Y si a esto le añadimos que ésta es una opción de las más económicas y lo mejor, que es súper fácil... pues se nos acabaron las escusas para no ponernos al lío este fin de semana!

Con este post inauguramos la sección DIY de los jueves. Me ha parecido buena idea publicar cada jueves una idea DIY para tener tiempo de prepararlo todo si queremos aprovechar para hacerlo el fin de semana.

La idea de hoy es de las sencillitas pero resultonas. Si tenemos un poco de maña con la costura, podemos partir de una tela y darle nosotros mismos la medida que mejor nos venga. Pero si os pasa como a mi que no sois amigas del hilo y la aguja, podéis simplemente poner mono un mantel que tengáis en casa. (Recordar que no hay escusas!!)



Para ponernos manos a la obra necesitaremos:
  • Un rectángulo de tela de 0.45 m. x 2.20 m. (O de la medida que mejor nos venga)
  • Una manzana
  • Papel de cocina
  • Un cuchillo
  • Pintura de tela (en este caso negra y blanca)
  • Un pincel 
  • Un cartón o similar para poner bajo la tela
  • Una máquina de coser
  • Hilo 
  • Agujas


Con la tela bien limpita y planchada, empezamos!

1. Cortamos la manzana por la mitad, le quitamos las pepitas y el rabo y con el papel la secamos bien.

2. Ponemos el cartón bajo la tela para que no traspase la pintura y con el pincel o el cepillo de espuma pintamos una de las partes de la manzana.
3. Presionamos la manzana "pintada" sobre la tela con cuidado de ir bien rectos y no moverla hacia los lados para que el dibujo quede perfecto. Levantamos la manzana y repasamos con el pincel si es necesario.
4. Repetimos estos pasos con los colores elegidos hasta completar el patrón o dibujo que hayamos elegido.
5. Cuando la pintura esté bien seca, colocamos un trapo sobre la tela y planchamos bien nuestro camino para fijar los dibujos.
6. Si somos valientes y nos animamos a rematarlo nosotros mismos, podemos ver todos los pasos  para hacer este DIY aquí.



Y listo!! Ya véis que no es nada complicado y que queda genial, además me parece una idea súper original para regalar.
Y ya sabéis que podéis usar esta misma técnica para decorar lo que os apetezca, unos cojines, unas sábanas, unas cortinas, alfombras... imaginación al poder!

Yo ya estoy pensando como hacer el mio. 
Y vosotros, os animáis?






Se el primero en dejar tu comentario
Publicar un comentario